Inicio > Historias > ESTRELLAS APAGADAS

ESTRELLAS APAGADAS

Uno siempre guarda especial cariño a las películas, tebeos, libros y series que conoció siendo niño. Volver a revisar aquellas historias no es simplemente un acto de disfrute, es viajar en el tiempo y recordar unas voces o unos dibujos, unos personajes y unos diálogos que te acompañaron durante tus primeros años.

De vez en cuando, busco información sobre actores o escritores que me entusiasmaron durante mis primeros años, y procuro ver alguna película reciente u ojear algún cómic actual, aunque sólo sea por ver cómo han cambiado. Pero en ocasiones uno se encuentra que la carrera de esas personas se fue al diablo por la vía rápida.

Recuerdo por ejemplo una serie que se llamaba Arnold, la historia de un viudo blanco con una hija pequeña que decidía adoptar a dos niños afroamericanos; sin duda, un pestiño de mucho cuidado, pero que a mí me parecía de lo más entretenida en su momento.

Arnold, el protagonista, era un niño divertido y encantador. Lo curioso es que no creciera, que yo entiendo que el tiempo en las teleseries no pasa como en la vida real, pero es que todo el mundo crecía en altura, y el muchacho seguía igual. No eran efectos especiales, simplemente el muchacho que hacía el papel realmente no podía crecer (creo que nunca pasó del metro treinta), lo que llegados a cierto punto era un poco absurdo. Al terminar la serie tenía una fortuna personal más que envidiable, pero al final tuvo juicio con los padres por cuestiones de dinero, se gastó lo que le quedaba de su fortuna y acabó trabajando de segurata. Una mujer le preguntó una vez si le daba un autógrafo, él se puso chulo, ella le dijo que era una estrella apagada y acabaron a tortas. Eso de un segurata de metro treinta no debía de imponer mucho, y un cliente del centro comercial donde el antiguo actor trabajaba le acabó grabando mientras lo ridiculizaba, y luego lo mandó a diferentes cadenas de televisión. Después vinieron las denuncias por maltrato doméstico y, hace apenas cuatro días, se cayó y del golpe se mató.

Will, el hermano de Arnold en la ficción, era otro actor que acabaría llevando mal su paso al anonimato. Durante los últimos momentos de la serie acabó volviéndose adicto a la cocaína, y finalmente, ya concluida esta, se le acusó de acabar disparando a un camello, aunque al final fue absuelto. Unos años después apuñaló a su casero, aunque esta vez también salió bien parado, posiblemente por haber actuado en defensa propia… ¡el casero le atacó con una espada!

Kimberly, la hermana adoptiva de Arnold y Will, se llevaría la peor parte. Ya a los 14 años había tenido una sobredosis de Valiums, que se dice pronto, y durante el rodaje parece que tuvo bastantes problemas con las drogas. Cuando se quedó embarazada los productores no tuvieron problema alguno en despedirla, si bien posteriormente haría algunos cameos. Sus intentos de seguir actuando tuvieron éxito, si bien como actriz de cine erótico. Hace once años acabó suicidándose con una sobredosis.

El debate entorno a estas estrellas venidas a menos sigue abierto: ¿víctimas de la industria del ocio o adolescentes endiosados que no supieron enfilar sus carreras ni aceptar el fracaso?

2010-06-03 00:50 | 3 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/67023

Comentarios

1
De: skullpirates Fecha: 2010-06-03 11:43

Léase Britney Spear, Lindsay Lohan y, próximamente en los mejores callejones... Hanna Montana!



2
De: José Joaquín Fecha: 2010-06-03 16:31

El problema de triunfar encasillarte en un papel es ese, y si encima sólo te quieren para series y películas adolescentes y tú ya superas la veintena... buuuf.

Por cierto, se me olvidaba decir que la chica que acabó suicidándose también atracó un local con una pistola falsa en una ocasión que estaba completamente arruinada.

Pero la pregunta es la misma: estos chavales cobraron y muy bien y podrían haberse retirado si hubiesen llevado una vida normal y corriente. ¿La culpa es de los padres?, ¿de ellos mismos?, ¿de la industria que los lanzó a la fama y luego los olvidó?



3
De: Benito Fecha: 2010-06-04 16:53

Para mi la culpa es de quienes les empujaron a ese mundo irreal y destructivo (seguramente los padres). Por cierto, a mi también me encantaba la serie; y la niña me parecía monísima.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.110.114 (8160cfc269)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin