Inicio > Historias > ¿PUEDO HACERLE UNA PREGUNTA?

¿PUEDO HACERLE UNA PREGUNTA?

Un conocido mío, Javier Gravina, ha comenzado a dar clases en un instituto este curso. Ha tenido una suerte increíble, pues le ha tocado una sustitución al lado justo de su casa, y todo parece augurar que estará dando clases todo el año.

Sin embargo, Gravina no está contento. “Estar al lado de casa es un lujo, Joaqui” reconoce “pero los chavales son unos polvorillas de mucho cuidado. No es que sean malos, vamos, que no te sacan un pincho ni nada de eso, pero me han salido preguntones, cago en tó, con lo clarito que lo explico yo todo.”

De hecho, Gravina tiene la teoría de que los chavales le preguntan para pillarle: “¿Cuándo nació Mengano, se casó, fue feliz? ¿Por qué Zutano escribía estas cosas y no escribía best sellers? ¿Fulano era gay?”, y como estas mil. Pero Gravina a descubierto un método infalible para que nadie pregunte: “Al que tenga una duda, le hago investigarla en su casa y que me haga un trabajo de una página. Ahora ya sólo me preguntan los pelotas.”

Con todo el respeto y la comprensión del mundo, yo creo que Javi Gravina ha cometido uno de los mayores pecados que un profesor puede cometer: ha matado la curiosidad de sus pupilos.

Hablo desde mi limitación, evidentemente, pues mi experiencia como docente ha sido breve y parcial. Sin embargo, creo que es necesario que los alumnos sientan curiosidad y tengan dudas, porque significa que están pensando, que están bebiendo la información que se les ofrece.

Algunas veces las preguntas son las más extrañas del mundo: Hablando de la Guerra Civil española, un alumno me ha preguntado cómo luchaban las legiones romanas; explicando el voto femenino, una chica me preguntó por qué Cleopatra pudo ser reina e Isabel II, siglos después, a punto estuvo de no poder.

Estas preguntas son fruto de su intento de entender y hacer propio el conocimiento que se les enseña. Con estas dudas intentan llenar los huecos que les quedan, como quien intenta discernir la imagen de un puzzle aun cuando no tiene todas las piezas colocadas. Bueno, algunas veces no me cabe duda que querrán perder algo de tiempo, pero creo que solucionar dudas es una forma muy práctica de perder el tiempo.

Pobre de aquel cuyos alumnos (o hijos, o amigos) no duden, no pregunten. Querrá decir que no saben entender, que no saben relacionar, tal sólo memorizar.

2007-11-05 13:01 | 5 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/53228

Comentarios

1
De: jose Fecha: 2007-11-05 14:14

Existe un método mucho mejor: devolverle la pregunta y si no la sabe (cosa lógica, ya que para algo lo pregunta, o eso piensa él), decirle que lea el libro. Así tienes el mismo efecto, pero sin obligar al alumno a escribir un folio en casa.



2
De: Mel Fecha: 2007-11-06 13:46

Una vez, de pequeño, le pregunté a mi profesora si las mayúsculas llevaban tilde. Su gloriosa respuesta fue "eso lo veremos el curso que viene".

Tuve que esperar un año, para escuchar de boca del siguiente profesor :" las mayúsculas se acentúan igual que las minúsculas".

Manda cojones...



3
De: Jose Joaquin Fecha: 2007-11-06 15:11

Joder, eso sí que es un funcionario cuadriculado y lo demás son tonterías...



4
De: David Saltares Fecha: 2007-11-06 16:58

A mi no me parecen correctas esas formas, hay que incentivar a los curiosos. Muchos lo hacen para perder tiempo, pero las preguntas que te hicieron a tí son de lo más interesantes.
En mi clase de Organización y Gestión Empresarial de la universidad (asignatura de la carrera de informática) no preguntamos ninguno, y creo, que es porque no le interesa a nadie. Es muy aburrida, la verdad.
Saludos.



5
De: Jose Joaquin Fecha: 2007-11-09 14:40

Hombre Jose, cualquier método es bueno aplicado en su justa medida.

Si a los niños se les responde siempre con nuevasa preguntas, dudo mucho que cuando lleguen a casa se pongan a investigar por su cuenta. Su curiosidad es, muchas veces, fruto de un momento... si no se sacia en ese momento, cuando lleguen a casa tendrán otras preocupaciones, como piratear el nuevo juego de la PS2.

También hay alumnos que, si se les plantea bien la pregunta, que intuyo será lo que tú haces, sabrán a dónde ir a mirar.

Lo importante es no censurar esa curiosidad, no convertir el conocimiento en una mercancía inasequible.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.73.186 (b397f66433)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin