Inicio > Historias > DOCTOR WHO 2011

DOCTOR WHO 2011

Hace un par de semanas o así, Rafa Marín colocó sus impresiones sobre la temporada de Doctor Who que acaba de concluir en su blog. Como me quedaban un puñado de episodios por ver, y teniendo en cuenta que Rafa suelta spoilers a la velocidad de la luz (¡me contaste el final de Buffy tres años antes de que lo viese, maldito!), no leí su texto aunque me figuro por dónde irán los tiros. Antes de leerlo, comento aquí mis propias impresiones, y luego ya veremos en qué coincidimos y en qué no.

 

 

Lo primero que voy a dejar claro: no voy a hablar de Russel T. Davies ni de David Tennant. Fueron brutales, sus cuatro-que-en-verdad-son-cinco temporadas fueron una de las etapas televisivas que más he disfrutado en mi vida, pero se acabaron. Acabaron muy bien, cerraron todos los cabos sueltos, y no tiene sentido añorarlas. Dentro de algún tiempo las volveré a ver y la volveré a disfrutar.

Lo que me interesa es ver qué ha hecho Moffat este año, qué me ha gustado y qué no, independientemente de lo buenos que fueran sus predecesores. Mi interés no es ver la mejor serie del mundo, simplemente ver una buena serie. Y me temo que, sin ser mala, esta temporada no ha funcionado.

Punto primero, los autores. Steven Moffat es un gran guionista, eso no lo niega nadie. Yo lo descubrí hace veinte años, viendo Press Gang (que se tradujo como La Pandilla Plumilla por estas tierras), y desde entonces soy un incondicional suyo. Le siguen los entretenidos Gareth Roberts (“Closing Time” y “The Lodger”) y Neil Gaiman (“The Doctor's Wife”), los competentes Toby Whithouse (“The God Complex” y “The Vampires of Venice”), Stephen Thompson (“The Curse of the Black Spot”) y Tom MacRae (“The Girl Who Waited” y el culpable del regreso de los Cybermen) y los, a mi parecer, lcorrectos pero sosos Mark Gatiss (“Terror Nights” y “The Idiot's Lantern”, si bien “Victory of the Daleks” me gustó bastante) y Matthew Graham (“The Rebel Flesh” y su secuela). Es decir, si ser el dream team, al menos la mitad de los guiones tienen muy buena manufactura, y la otra cuarta parte están bien; de hecho, ningún guión se puede tachar de malo.

Pasemos entonces a los actores. Ciertamente Matt Smith (The Doctor) y Alex Kingston (River Song) no tienen la química que cabría de esperar, y el divertido flirteo que se produce entre ambos te deja un poco frío, aunque no son malos actores y cada uno cumple con su cometido. De hecho, Smith hace bien su papel de viejo encerrado en un cuerpo joven, mientras que Kingston realmente parece más joven y menos segura que hace cuatro años, por lo que cumple bien con su cometido (no olvidemos que en la trama cada vez vemos a una Song más joven). Karen Gillan (Amy Pond) sigue siendo magnífica, y el personaje interpretado por Arthur Davill (Rory Williams) ya no es un idiota del que nos reímos, sino un personaje entrañable con momentos espectaculares. El otro actor que ha repetido, James Corden (Craig Owens), hace un gran papel y sabe mezclar momentos de acción, terror y humor. En definitiva, que todos son buenos actores (¡nooo, dejad en paz a Tennant que tiene una vida propia!).

Pasemos a los guiones, ay, la parte más flojilla. Moffat es el que tiene mejores ideas y guiones, aunque sin duda los dos primeros episodios ("The Impossible Astronaut" y "Day of the Moon") son los mejores, seguidos de cerca por su tercer guión ("A Good Man Goes to War"), si bien su continuación ("Let's Kill Hitler") es flojilla pero entretenida; el capítulo final ("The Wedding of River Song") tiene muy buenas ideas, pero temo que se construye sobre anécdotas más que sobre una trama. Otros capítulos me aburrieron bastante, sobre todo los alargados y pesados "The Rebel Flesh" y "The Almost People", junto a “Night Terrors” y “The God Complex” que se parecían demasiado a “The Girl Who Waited” sin tener la intensidad de ésta. Total, que siete capítulos estuvieron bien o muy bien, sobresaliento el de Neil Gaiman, mientras que cuatro me aburrieron... mala cosa que casi un tercio de la temporada me deje frío.

Pero el auténtico problema de la serie no es ese, sino que no está conectada. Moffat se lleva cinco episodios para contarnos su historia, pero su trama no da para tantas horas ni cliffhangers, por lo que al final se le nota el cansancio y los trucos se hacen de esperar. Eso no quita que nos llevemos algunas sorpresas, como el origen de River Song, pero en general se nota que la trama se va agotando y los personajes también, como demuestra el hecho de que la propia Song ya no sea tan divertida cuando descubrimos quién es. Vale que Moffat suelta algunos guiños sobre lo que ha de venir, pero con como mínimas pinceladas, dejando pasar oportunidades de oro. Por ejemplo, el personaje de Mels aparece y demuestra su auténtica naturaleza en apenas quince minutos, cuando podría haber aparecido en los episodios de otros guionistas como secundario y, así, cuando hubiésemos descubierto la verdad nos habríamos llevado una sorpresa aún mayor.

En resumidas cuentas, que el problema es que cada guionista cuenta su propia historia, y Moffat podrá ser un gran editor pero no parece servir para controlar todo el producto. Al final, el aficionado inteligente mirará quién hace cada episodio, sopesará si le gusta o no el guionista, y lo verá o no sin preocuparse de perderse las subtramas (porque no existen). Sólo los episodios de Moffat parecen imprescindibles, por lo que alguien que vaya con prisas puede decidir ver solamente sus cinco episodios y ahorrarse más de la mitad de la serie... ¡y la comprenderá igual que quien la ha visto completa!

No sé si la solución será hacer menos episodios para poder coordinarse mejor, contar con un guionista extra que una todas las historias o devolver a Moffat su lugar como genio residente en lugar de cómo guionista jefe. Pero el hecho es que estas dos últimas temporadas de Doctor Who, sin ser malas, no han sido tan buenas como esperaba.


2011-10-19 08:19 | 4 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/70616

Comentarios

1
De: Jarl-9000 Fecha: 2011-10-19 10:27

No creo que el problema sea de las historias sueltas. En todas las temporadas anteriores hubo capítulos que no me gustaron gran cosa, pero el conjunto no desmerecía.

En parte, creo que el problema es que se le ha dado demasiada importancia a la trama de Moffat, cuando al final el asunto ha quedado en un bluff, correctamente ejecutado, pero decepcionante. También influye lo que comentas acerca de construir sobre la anécdota: parece que de gran parte de sus capítulos sólo interesa una escena. Y eso hace que los huecos (que los tiene) se noten más. Se está haciendo un lío con lo del Silencio a base de querer introducir demasiado misterio. En ese sentido, me ha recordado mucho a Perdidos.

Por otra parte, creo que el problema está en la factura. No sé si es que es demasiado oscura, o fría, o falta de vida, o qué, pero no potencia los puntos fuertes de las historias, con lo que los puntos débiles se recrudecen. Y, sobre todo, no hay sensación de maravilla; sí de rareza, de misterio, tal vez también de asombro, pero no de maravilla.

Por último, el Doctor no me acaba de funcionar, dicen que es lo más de lo más, pero yo no lo veo. Lo que sí veo en cambio es que cada vez es más mezquino, pero como que los demás se lo perdonan, por lo que tampoco me convence la historia en ese sentido.



2
De: Devils Fecha: 2011-10-19 18:13

Pues creo que tengo poco que añadir, porque estoy deacuerdo con lo mucho y bien que ya habeis escrito sobre el Dr Who de Moffat. Me quedo con dos ideas: esta segunda temporada ha estado por debajo de la primera, y el gran bluff ha sido la segunda mitad de temporada con una conclusión decepcionante.

La trama principal empezó muy bien con los dos primeros episodios de Moffat al principio. "When a good man goes to war" no es el mazazo contundente que debería ser, sobre todo por lo irregular y porque la gran reveleción tampoco sorprende tanto, pero tiene momentos magníficos. A partir de ahí, cuesta abajo y sin frenos. Entre los epis autoconclusivos yo me quedo con el de Gaiman también sin dudarlo. Es una bonita flor imperfecta, y una canción de amor a toda la saga.

En fin, ahora a esperar que el bajón no se contagie a Sherlock. ¿Sabéis cuando se estrena? Con un poco de suerte me pillará en Londres, y no tendré que esperar las dos horas que tardan en subirlo a la red :)



3
De: RM Fecha: 2011-10-21 19:16

Sherlock vuelve a principios de 2012



4
De: Jose Joaquín Fecha: 2011-10-22 10:52

Sherlock creo que es harina de otro costal: ahí Moffat no tiene que rellenar tantos capítulos, y sus colaboradores son menos y, por lo tanto, más controlables.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.73.123 (7ea9749dbd)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin