Inicio > Historias > CONSEJOS ROMÁNTICOS

CONSEJOS ROMÁNTICOS

Por alguna extraña razón, durante los años de BUP mis amigos se empeñaban en pedirme consejos amorosos. A mí, que me daba vergüenza incluso pedir los apuntes a mi compañera de mesa. A mí, que no había tenido una novia en mi vida (la primera llegaría a los 17 años, y entonces mi inexperiencia se haría patente en toda su gloria). Por lo tanto, mis consejos se basaban en lo poquísimo que yo sabía de las mujeres, es decir, en lo que había visto en películas y tebeos. Habría sido más fiable lanzar una moneda al aire.

No obstante, algunos amigos valoraban mucho mis consejos. Tal vez sólo querían que alguien les escuchara y le dijera unas palabras amables, o quizás tuvieron suerte en alguna ocasión y mi consejo les funcionó por algún milagro inesperado. Yo, por mi parte, me tomaba mi cometido muy enserio e intentaba ayudar a mis amigos.

Curiosamente era el Cubano quien más recurría a estos consejos. El Cubano, que ligaba con cierta frecuencia. El Cubano, que iba al gimnasio y había salido con Macu durante todo un verano. Todos queríamos ser El Cubano cuando fuéramos mayores, al menos en el tema de las chicas. Y sin embargo, en ocasiones, era aún más inexperto y torpe que yo.

Hubo una vez en la que mi amigo me trajo el siguiente problema:

“Mira, Jose, tú sabes que yo soy muy cariñoso con todo el mundo. Pero el otro día, en esa barbacoa, se mezcló el cariño con dos lingotazos de más, y claro, acabé liándome con una chica. Y oye, que la chica parece muy simpática y me encantaría ser su amigo, pero no quiero ser su novio. Al menos, no por ahora. Lo que yo quiero es conocerla poco a poco, pero claro, hemos quedado esta noche y no sé qué hacer ni qué decirle para dejarle claro que somos amigos pero de momento no vamos a ser nada más.”

Aunque torpe en el amor, yo por aquel entonces ya había descubierto que era mejor ir con la verdad por delante. Más de una vez mis amigos habían mentido a una chica por quedar bien, y al final la cosa había sido un desastre. Mejor ser sincero y fracasar siendo uno mismo, que mentir y fracasar por fingir que eras otra cosa. Así que mi consejo fue el siguiente:

“Así visto, lo mejor es que le dejes claro que sois amigos. Pero no le digas que no quieres nada más, dile... ummm, no sé, dile que quieres conocerla como amiga, que la amistad es lo que puede llevar a algo más, ese tipo de cosas. Que no se piense que la estás despachando, simplemente que tú tienes una manera de hacer las cosas.”

El Cubano se quedó pensando un rato, hasta que le vio posibilidades al plan:

“Sí, puede funcionar. Incluso parece una cosa romántica, ¿no? No salgo con quien se me pone a tiro, sino que primero debo conocer bien a la muchacha. Sí, suena bastante bien.”


Al día siguiente me llamó el Cubano. La cita había sido un desastre. Y eso que él había sido tan sutil como un asesino ninja: “¡Ey, AMIGA,” dijo al verla. Y luego le siguió introduciendo sutilmente el concepto: “Te voy a llevar a un sitio donde voy con mis AMIGOS, porque tú eres una AMIGA.” Y cuando la tarde estaba consumiéndose, mi amigo le soltó el golpe de gracia: “Que tú seas solamente una AMIGA no quiere decir que, cuando llegue el momento, no pueda pasar nada.”

Y la chavala, que ya estaba un poquito cabreada por aquello de que te den calabazas de manera descarada y sin ir a las claras, le soltó de repente que se tenía que marchar ya, y no le dio ni dos besos al despedirse. No volvió a llamarle, lo que por otro lado era comprensible: o se creía que mi amigo se estaba riendo de ella, o se creía que tenía un problema de riego.

Eso sí, el Cubano tenía claro que la culpa no era de mi plan, mucho menos de él: “Es que sería una loca que quería pillar un novio para casarse.” Y se quedó tan pancho.


2011-08-11 09:48 | 2 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/70242

Comentarios

1
De: juan sepulveda perez Fecha: 2011-08-13 17:24

Mi querido josé joaquin, primero mis saludos por tu cumpleaños y espero que la celebracion de hoy sea buena, entretenida y bien regada y que la masa te haya resultado perfecta,como quisiera estar ahí para darte mi abrazo, ahora, con tu columna en realcion a los consejod romanticos, te contaré que yo, en mis tiempos de interno me ganaba mi ración de cigarrillos y unos pesos como asesor sentimental y redactor oficial de las cartas que mis compañeros enviaban a sus novias ( las de amor y aquellas para terminar una relación sin provocar muchas heridas) claro que a mis propios problemas no le encontraba yo la vuelta, que hermosos años eso entre los 16 y los 18. un abrazo fuerte de
Juan



2
De: Jose Joaquín Fecha: 2011-08-14 11:40

Los consejos, en ocasiones, es más fácil darlos que seguirlos jajaja. ¡Un abrazo, Juan!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.73.186 (b397f66433)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin