Inicio > Historias > IRREAL Y EXAGERADO

IRREAL Y EXAGERADO

Nunca he sabido si el vudú funciona, pero no me importaría probarlo con el que me recomendó ver la nueva versión de la película Fama; A unas malas le podría clavar los alfileres directamente a él en lugar de al muñeco.

Y mira que la nueva versión se podría decir que esta mejor hecha: mejor iluminación, mejores decorados, mejores coreografías, ropa más chula, efectos especiales más currados, y así un largo etcétera. El problema es, claro está, qué consideramos “mejor hecho”. Si es invertir más dinero y medios, claro que sí, la nueva Fama es el mejor musical mejor realizado (hasta que llegue otro con más dinero y mejores efectos especiales); por el contrario, si que algo esté bien hecho significa que sea creíble, entonces temo que la nueva versión ha sido un fracaso absoluto.

Obviamente, los actores deben de ser mínimamente resultones, deben cantar bien y bailar mejor, porque uno no va a ver una película para que le suelten los mismos gallos que en el karaoke del barrio. Pero de ahí a que canten como los ángeles desde el primer momento, vistan como estrellas, no se equivoquen nunca y vayan vestidos con modelitos de 200 €... y si a eso le sumamos que siempre hay un foco sobre ellos, aunque estén ensayando en el salón de su casa, pues apaga y vámonos.

Uno de los aspectos más divertidos de Fama, la película original, era que incluso los mejores bailarines y cantantes aún tenían mucho que aprender. Hay un tono cutre en el vestuario, el colegio, en prácticamente cada escena, porque pretende ser realista. La canción más popular, “Remember my name”, suena porque el padre de un muchacho pone dos altavoces enormes en su taxi y coloca la cinta que su hija a grabado. ¡Estupenda escena! Pero tiene un aire caótico, improvisado, que sin lugar a dudas se le dio justamente para que la escena resultara creíble: si todo el mundo se hubiese puesto a bailar de forma automática e idéntica se habría visto que era algo falso, irreal.

Me encanta, por ejemplo, el final de Flashdance, la chica baila estupendamente, pero mete la pata al principio del examen de baile. Sin embargo, logra reponerse, vuelve a poner la canción y, ésta vez sí, demuestra lo que vale. Son 30 segundos nada más, pero dan un toque realista.

De hecho, la sucesora de Fama no es el remake, sino una teleserie llamada Glee que, a pesar de tener un presupuesto bastante grande, sabe jugar entre lo real y lo irreal. La mayoría de las grandes actuaciones son un reflejo de lo que sienten los personajes, y las imágenes que vemos (luces, orquestas, bailarines) desaparecen tan pronto como acaba la canción, dándonos a entender que lo que se nos enseña es la imaginación o el estado mental del personaje (como en esa ocasión que, cantando canciones de Madona, van caminando por un instituto en el que todo el mundo parece sacado de un videoclip suyo). La música es genial, pero cuando dejan de cantar, no dejan de ser los frikis del instituto, a los que nadie respeta ni aprecia. No son estrellas perfectamente maquilladas, que han llegado al instituto solamente para demostrar que son estrellas. De hecho, el final de la primera temporada es un poco descorazonador y tremendamente realista.

Obviamente, la ficción no está hecha para que sea creíble, pero debería de permitir que todos nos identificáramos un poco con ella, que nos parezca real, al menos un poquito. Dicho de otra manera: si quisiera ver un videoclip, vería un videoclip.


2011-08-08 10:06 | 3 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/70228

Comentarios

1
De: Alejandra Fecha: 2011-08-08 14:51

A mi la nueva película de "Fama" me pareció aburrida y falta de línea argumental...



2
De: CorsarioHierro Fecha: 2011-08-08 20:04

A mi la Fama original me parecía excelente en tanto que la consideraba un docudrama. Realista 100x100. Y por tanto aburrida y siendo de gran calidad era peor que la superentretenida y a veces irreal serie.
Por cierto al personaje y actor de Leroy les pasó lo mismo. Al personaje lo convertían en profe del instituto-conviviendo con antiguos compañeros- y el actor-en caida libre- no hizo nada más allá de Fama.



3
De: Jose Joaquín Fecha: 2011-08-09 09:15

La serie era menos amarga que la película original, pero su gran ventaja era que tenía tiempo para desarrollar a los personajes: un año en la serie eran veintipocos capítulos, mientras que en la película pasaban cuatro años en algo menos de dos horas. Parecía, creo que es muy buen ejemplo, un documental.

Creo que era un problema de algunas películas de los 80 (le pasó lo mismo a Conan), que se quería contar mucho más de lo que cabía en 90 o 120 minutos. El resultado fueron películas muy interesantes, con historias increíbles, pero con un ritmo excesivo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.157.81.13 (b03e413215)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin