Inicio > Historias > NUNCA VISITES EL PASADO

NUNCA VISITES EL PASADO

Ustedes no conocieron a Sonia, la ex-novia de Atoñito, ¿verdad?

Comenzaron a salir juntos allá por el 2005, y el idilio duró cerca de dos años. Curiosamente, o más bien dicho “milagrosamente”, la cosa no acabó como el rosario de la aurora: lo dejaron de mutuo acuerdo, tras una mala racha de varios meses. La versión corta es que ella tenía expectativas de desarrollar su carrera fuera de Cádiz, mientras que él quería morir lo más cerca posible de la Caleta, y en ningún caso más allá del Teatro Romano y su barrio del Pópulo. La versión larga pasa por pequeños desengaños y desilusiones, lo que viene siendo el roce del día a día, sólo que a ellos los desgastó más de lo habitual.

Pasó el tiempo, Antoñito tuvo algunas novias efímeras y un poco raras de las que algún día tendremos que hablar, y finalmente encontró a una muchacha que no necesita una trepanación. Les va bien juntos, se complementan bien, todo perfecto... salvo porque Antoñito no logra olvidar a Sonia.

Bueno, eso no es del todo cierto. Durante dos años o así no se acordó de Sonia para nada, si acaso para felicitarla por su cumpleaños, pero desde que ha obtenido algo de estabilidad anda recordando como loco. “Recuerdo la pasión que teníamos en la cama, las tardes de risas que compartíamos, las veces que fuimos juntos al teatro...”, me repite cada vez que me lo encuentro. Y no deja de parecerme curioso, no tanto el hecho que le de por recordar, sino que le de por recordar mal. Porque hasta donde yo sé (y lo que sé me lo contó él en su día), Sonia mucha pasión no le ponía a la cama, o al menos no con él; y las tardes de compartir risas tuvieron que ser pocas, porque por muy buena muchacha que fuera, Sonia tenía menos sentido del humor que un zapato; las veces que fueron al teatro son, en total, una sola vez (para ver a Faemino y Cansado), por lo que ni siquiera debería de usar el plural.

Supongo que las personas nunca podemos estar contentas del todo, pero idealizar el pasado se me antoja tremendamente peligroso. A fin de cuentas, idealizar el futuro no tiene demasiados peligros, pues cuando el mañana nos alcanza vemos que no era para tanto; envidiar sanamente a otras personas tampoco es un problema, porque a poco que los conozcamos descubrimos que todos somos de carne y hueso, que todos tenemos buenos y malos momentos. Pero idealizar el pasado, uff, idealizar el pasado es muy peligroso, porque el ayer es un lugar donde jamás volveremos a estar, y es muy fácil que la memoria nos juegue malas pasadas.

El pasado es un lugar maravilloso para leer sobre él, pero es mejor no querer visitarlo.

2011-01-11 09:33 | 0 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/68670

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.20.115.174 (11f5ebe2a4)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin