Inicio > Historias > ELEGIR UN JUEGO DE ROL

ELEGIR UN JUEGO DE ROL

En los últimos años están saliendo al mercado docenas de juegos de rol, e incluso aquellos que no saben idiomas tienen a su disposición un catálogo impresionante, merced de las pequeñas editoriales que han surgido en el último lustro. Y aunque la variedad está muy bien, uno puede encontrarse ante la duda de qué juego le conviene más. Aquí dejo algunas sugerencias, centradas más en las posibilidades de juego que en la ambientación, precio o el aspecto externo del juego.

 

CRITERIO 1º: JUGABILIDAD

Si nos vamos a gastar entre 20 y 50 € en un juego de rol, si no más, lo mínimo que podemos pedir es que sea fácil y divertido de jugar.

Los juegos con pocas reglas, como Príncipe Valiente o El señor de los anillos Básico, son ideales para comenzar. El problema es que muchos resultan excesivamente simples y limitados (en el criterio 2º hablaremos más sobre eso), por lo que pasado un tiempo suelen dejar de ser divertidos.

En general, el número de reglas no importa tanto como lo que aportan al juego. Por ejemplo, si estamos hablando de un juego en el combate juega un papel fundamental, las reglas serán buenas sólo si permiten que las batallas se desarrollen deprisa, ofreciendo muchas posibilidades a los combatientes; en ese sentido, los juegos GURPS y Dungeons & Dragons son muy sencillos, mientras que otros como Rolemaster obligan a parar el combate para revisar tablas de impacto, crítico y hechizos continuamente.

También debemos tener en mente qué clase de partidas queremos, porque un juego puede ser estupendo para la investigación y el suspende y, por el contrario, pésimo para el combate. De tal modo, juegos como La llamada de Cthulhu o Vampiro: La mascarada hacen hincapié en las habilidades sociales y mentales mucho más importantes que en el combate.

Lo importante es escoger un reglamento de juego que se adapta a las necesidades, y que te permite jugar con el menor número de interrupciones posibles.

 

 

CRITERIO 2º: DESARROLLO

Jugar una partida de rol puede ser divertido, pero lo que realmente hace la experiencia irrepetible es jugar un puñado de aventuras seguidas, permitiendo así que el personaje que interpretas se desarrolle y evolucione.

Lo ideal es que un personaje se vuelva único, y eso significa que los jugadores puedan elegir entre múltiples posibilidades, ya sean nuevas habilidades, hechizos, equipo o poderes. Así, juegos sencillos como Sword & Wizardry o Castle & Crusaders ofrecen una gran variedad de posibilidades a pesar de sus escasas reglas, mientras que otros como el ya mencionado El señor de los anillos Básico hace que los personajes mejores poco y de forma muy similar.

Un juego con buen reglamento puede perder todo su atractivo debido a la experiencia. Por ejemplo, Super Heroes Inc. usa un sistema de niveles de experiencia bastante limitado, que ofrece poco incentivo a los personajes; Vampiro: La mascarada ofrece muchas más posibilidades, permitiendo que cada personaje se desarrolle como crea más conveniente; Basic Role-Playing permite que los personajes mejores la habilidades que más emplean, y lo complementa con la posibilidad de que los personajes aprendan cosas nuevas a través del estudio, no de la experiencia directa.

 

 

CRITERIO 3º: AMBIENTACIÓN

Un aspecto algo más secundario es la ambientación. Los juegos de rol han tocado todo tipo de épocas, mundos y géneros: de la fantasía a la historia, del terror al humor y los superhéroes, de las adaptaciones literarias a las creaciones más o menos originales.

Lo más importante es escoger una ambientación que nos guste, porque si lo que nos pirran son las naves espaciales y acabamos con un juego del lejano oeste, mal vamos. Algunas ambientaciones son tremendamente populares, como la Tierra Media, los universos de series como de Buffy o Babylon 5 o de cómics como Marvel. Este tipo de settings son recomendables porque transportan a los jugadores a un entorno que conocen por lecturas o a través de la pantalla, pero también deja el listón muy alto, porque no todo el mundo puede crear una aventura como Joss Whedon, Chris Claremont o J.R.R. Tolkien, y al final podemos llegar a sentir que estamos jugando aventuras de serie Z.

Una vez que nos hayamos decantado por una ambientación, es bueno elegir entre aquellos juegos que nos ofrecen posibilidades acordes a nuestros gustos. Por ejemplo, La llamada de Cthulhu está centrada exclusivamente en aventuras de terror, pero permite jugar en casi cualquier época y país; por el contrario, La leyenda de los 5 anillos permite aventuras de todo tipo, pero se desarrollan en un mundo oriental basado en el Japón medieval.

 

De todas formas, lo que no pueden faltar son ganas de pasar un buen rato. De juego, como de camisa, siempre podremos cambiar.

2010-03-31 00:17 | 0 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/66428

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.255.29 (c5c904277c)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin