Inicio > Historias > HIS GIRL FRIDAY

HIS GIRL FRIDAY

Hablábamos el otro día de Lois Lane, y salió el tema de His Girl Friday (Luna Nueva en España), una película algo posterior a la creación del hombre de acero, pero que muestra a una pareja de periodistas que alguna gente ha querido ver como un reflejo de Clark y Lois. A algunos amigos les ha entrado la curiosidad, y me han preguntado si vale la pena ver una película que cumple, este mismo año, setenta años.

 

 

Por lo general es difícil responder a este tipo de preguntas. Mi prima pequeña suele decir que ver películas antiguas es una tontería, puesto no conoces a los actores y se emplean efectos especiales muy malos, por lo que quienes sigan su patrón casi mejor deberían de ver The Front Page (Primera plana), mucho más reciente, ya que es de 1974, y con bastantes más medios. Ahora bien, si les gusta una película bien interpretada, con unos personajes que enganchan desde la primera escena y con un guión que ha resistido el paso de las décadas, qué puedo decirles, consigan una copia de esta película ya mismo.

La historia es la que sigue: Hildy Johnson (Rosalind Russell), periodista y ex mujer de Walter Burns (Cary Grant), director de un prestigioso periódico de la ciudad, ha decidido dejar la esclavizadora profesión de periodista y casarse con un hombre que le haga caso, con quien pueda formar un hogar, el atractivo Bruce Baldwin (Ralph Bellamy). Burns no es un Clark Kent, todo lo contrario, es un tipo astuto que gusta de jugar sucio, y no quiere dejar que su ex mujer se aleje, ni mucho menos va a aceptar que su mejor periodista renuncie por algo tan trivial como el matrimonio; Hildy tampoco es una Lois Lane, sino una chica que sueña con casarse y formar una familia, que encuentra un novio tontorrón pero cariñoso, pero según se acerca la hora de la verdad siente como el gusanillo de su profesión resurge; Baldwin es un buenazo, que no deja de meterse en líos por culpa de las jugarretas de su rival y de las obsesiones de su prometida.

La película parece una obra de teatro, posiblemente porque es una adaptación de una obra de teatro, y como tal tiene pocos escenarios y muchos, muchos diálogos. Divertidos, ágiles, maliciosos, cargados de dobles sentidos, vagas promesas y mentiras desesperadas, la lucha entre Hildy y su ex marido ofrece momentos realmente delirantes, sobre todo porque cogen tal carrerilla cuando hablan y se interrumpen con tanta frecuencia que realmente parecen un par de divorciados peleones.

No lo sé seguro, pero es posible que Woody Allen haya tenido muy en cuenta esta película a la hora de hacer las suyas, pues los diálogos ingeniosos y los personajes de doble moral abundan, no recurriéndose en ningún momento a los chistes fáciles. Es una película inteligente, cargada de lecturas, donde se habla de la mujer trabajadora, de la corrupción política, de la pena de muerte, de la psiquiatría, del periodismo sin ética y de otros muchos temas. Pero, sobre todo, es una película que te hace reír, que se te pasa en un suspiro, que no te permite apartar la vista ni distraerte, porque cada escena guarda una nueva sorpresa.

La pregunta de siempre: ¿en inglés o en español? Yo la he visto en inglés y, salvo que usen subtítulos, es un poco difícil seguir las rápidas conversaciones que tienen lugar; no obstante, las voces son excelentes, y el propio efecto de hablar a toda velocidad resulta muy cómico. Supongo que si las voces no fallan y la traducción es normalita, en español debe de tener la misma gracia, aunque un amigo me dijo que vio una versión restaurada de la película y le pareció horrible, pues a Cary Grant le cambiaban la voz a mitad de la historia, y el choque era bastante grande.

Ya sea en uno u otro idioma, no dejen pasar la oportunidad: la carcajada está más que asegurada.

2010-03-07 02:11 | 7 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/66163

Comentarios

1
De: RM Fecha: 2010-03-07 10:20

Howard Hawks es mucho Howard Hawks, Cary Grant es mucho Cary Grant...

Por cierto, fue Hawks quien les pidió que hablaran rápido y se interrumpieran continuamente para dar la sensación de atropello.



2
De: Kotinussa Fecha: 2010-03-07 12:25

El viernes 26 estaba en Madrid repasando la cartelera porque unos amigos dejaron a mi cargo la responsabilidad de elegir a qué película íbamos a ir. Después de repasar la lista de películas en cartel cuatro o cinco veces, llegué a la conclusión de que no había ni una sola para pasar simplemente un rato de risas. O eran infantiles, o angustiosas o deprimentes. Finalmente escogí Shutter Island. Lo pasamos bien, pero a base de tener el corazón encogido todo el rato (y la música de esa peli, ¡Madre mía!).

Unos días después leí un artículo sobre cine y venía a insistir en lo que yo había pensado unos días antes. Teniendo en cuenta que en España se estrenan ocho o nueve películas a la semana, resulta llamativo que si intentas hacer memoria sobre las comedias con estilo que has visto últimamente (por lo que has dejado de lado esas películas tan poco sutiles para adolescentes cafres llenas de chistes escatológicos y sal gorda), te salen tres o cuatro al año, como poco.

Y el autor del artículo ponía como ejemplo de tiempos mejores media docena de películas entre las que estaba ésta que, por supuesto, forma parte de mi colección junto con otras maravillas de Cary Grant o de otros, porque en aquella época y durante un par de décadas más no hacía falta circunscribirse a Cary Grant. Jack Lemmon u otros nos dejaban continuamente películas para divertirse sin renunciar a la calidad.



3
De: Kotinussa Fecha: 2010-03-07 12:26

"tres o cuatro al año, como mucho", quise decir.



4
De: RM Fecha: 2010-03-07 12:28

Lo digo yo mucho: la comedia murió en el cine cuando enseñó la primera teta.



5
De: Jose Joaquín Fecha: 2010-03-07 13:17

Las películas españolas del destape son un clarísimo ejemplo... que yo no digo que ver a un tío con cara de cateto cogiendo pechos no sea el culmen del humor, pero desde luego no es el culmen de mi humor.



6
De: RM Fecha: 2010-03-07 13:42

No hace falta irse al destape: es que ves la elegancia de la comedia americana en los años sesenta, y ves el enredo, y la gracia: Lemmon, Matthaw, Tony Curtis, Rock Hudson.

Pero en el momento en que ese tipo de comedia se hace procaz, pierde el ritmo y la elegancia. Y el humor se hace escatológico y ya no tiene la misma chicha. Se vuelve al gag visual y no al toma y daca de los diálogos.



7
De: skullpirates Fecha: 2010-03-07 23:19

Sólo tres palabras:

La

Extraña

Pareja



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.157.81.13 (b03e413215)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin