Inicio > Historias > LAS AVENTURAS DE CARBONELL 13: FILOSOFÍA PUTERA

LAS AVENTURAS DE CARBONELL 13: FILOSOFÍA PUTERA

A mi buen amigo Pablo le cabrean los refranes. Le parecen una sarta de pamplinas, la mitad de ellos demasiado obvios para tener mérito, la otra mitad totalmente irreales. Por ejemplo, ese de quien tiene un amigo tiene un tesoro. Y es que los amigos de Pablo, al menos los del cuartel, más que un tesoro eran una hipoteca.

Pongamos por ejemplo aquel sábado que Pablo tenía permiso. Aunque su base se hallaba a casi una hora de Sevilla, nuestro intrépido héroe se cogió el coche y se fue, ya anocheciendo, a la capital con tal de ver a sus amigos allí destinados, es decir, a esos dos carambanas que eran y son el Calvo y el Chou.

Una hora conduciendo, y encima de noche casi, y al llegar ninguno de aquellos dos golfos daba señales de vida. El uno no cogía el dichoso móvil, el otro estaba “sin cobertura o fuera de servicio”.

Pablo se fue a comer a un bar, se tomó dos cañas y empezó a ver un partido de fútbol. Paliza de coche para acabar pasando la noche comiendo montaditos y viendo, más solo que la una, un partido de fútbol del Betis, que no digo yo que no sea muy ameno y entretenido, pero es que nuestro Pablo era del Cai Cai, y a él los partidos de fútbol sólo le hacían gracia cuando uno de los equipos iba de amarillo y azul.

Ya tardecito, cuando se iba a marchar, le llegó un mensaje al móvil. Era el Chou, y le decía algo así como: “Tvmo en Principito p flla”. Que con el filtro pasado quiere decir que le esperaban en un lupanar para interactuar con unas meretrices. Vamos, que se iban de putas.

A Pablo lo de irse de putas ni fú ni fá. Y además, para echar un kiki pagando ya tenía el puticlub al lado del cuartel. ¡Él lo que único que quería era tomarse unos cubatas con los colegas! Pero nada, allá que tuvo que irse al Principito.

Para quien nunca haya pisado un puticlub o visto una película donde aparezcan, decir que el lugar no tiene demasiado misterio. Luces tenues, chicas poco vestidas, bebidas a precios abusivos y tarifas de sexo por minutos (media hora, tres cuartos o una hora). A Pablo lo que más le echaba para atrás de esos sitios era, justamente, lo de pagar por minutos. Algo que en principio estaba muy bien se acababa convirtiendo en algo desvirtuado, mecánico, capitalista. Una mercancía y un negocio, claro, la prostitución no es otra cosa.

Con un cubata en la mano que le costó un ojo de la cara, sentado y aburrido, pasando de los ofrecimientos que las chicas le hacían, mi amigo esperaba al Chou. Después de un buen rato, casi acabado el cubata, el muy cabrito apareció tambaleándose, con la bragueta mal cerrada, de la escalera que conduce al piso de arriba, donde se paga y están las habitaciones.

“Hombre, a buena hora…” comenzó a decir Pablo, pero el Chou le hizo un gesto para que guardara silencio.

“¡Me acabo de follar a un pivón!” dijo a duras penas “¡Y el Calvo se está follando a otro!”

“Chou, pichita, te pasas todos los fines de semana aquí metido. ¡Eso no puede ser bueno! A ti te hace falta una chica, pero que no cobre.”

Durante unos segundos, el Chou mascó aquellas palabras, pero finalmente alegó:

“Pablo, que no, que tú no lo entiendes. Irse de putas es como ligar… te tomas unas copas, escuchas música, hablas con una chavalita y te la follas. Lo que me gasto en la habitación es lo que me habría gastado en flores, cena romántica e invitarla a cubatas. ¡Con la diferencia de que en media hora me puedo ir para casa, y que cada semana me tiro a una distinta!”

En aquellas palabras había, tristemente, una filosofía de vida.

Los amigos de Pablo. Un tesoro.

2008-10-27 08:20 | 5 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/60193

Comentarios

1
De: ares Fecha: 2008-10-27 12:41

Pues menudos tesoros. En este caso, los refranes no valen.
un saludo



2
De: Illyria Grey Fecha: 2008-10-27 15:55

Deprimente. Por cierto, ¿el uso de móviles estaba generalizado cuando aún estaba vigente el servicio militar?



3
De: Jose Joaquin Fecha: 2008-10-27 16:34

¿Qué serivicio militar? ¡Estos depravados son militares porque quieren!



4
De: Billy Fecha: 2008-10-28 09:52

Laleche... hay que ser muy burro o mu desesperado para creerse que ligar e irse de putis es lo mismo...



5
De: PABLO Fecha: 2008-10-28 11:30

Cada uno es libre de pensar como quiera y para ellos es mas rentable pasar 20 minutos con una "profesional" que mantener una relación con una persona.
Son solo puntos de vista,y la moralidad depende de las normas establecidas por una sociedad.En Asia oriental si le pegas a una mujer en mitad de la calle,nada ocurre.Pero aquí,ni se te ocurra.
Si ellos son felices con su estatus actual,mejor para ellos,pues solo desarrollan un negocio.Tu tienes ese producto y yo lo deseo,eso es todo.
Si,habian moviles cuando se hacía la "mili".



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.73.123 (7ea9749dbd)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin