Inicio > Historias > LUCES, CÁMARA Y ACCIÓN 3: EL CÁMARA Y SUS DEMANDAS

LUCES, CÁMARA Y ACCIÓN 3: EL CÁMARA Y SUS DEMANDAS

Pocos placeres hay en la vida comparables al de estar en la playa, a las puertas del mes de agosto, rodeado de tus amigos. El verano aún se te antoja eterno, estudiar es algo que todavía se podrá hacer mañana y todo el mundo tiene un millar de anécdotas que contar.

Como si presumiésemos de talento o del tamaño de los genitales, nos deleitábamos en contar a los amigos la tortura que había sido el mes de julio, aunque siempre había alguien que insistía diciendo que en su casa lo había pasado peor.

“A mí me quitaron los libros.”

“Bah, menuda tontería, a mí la televisión y la consola.”

“Mariconadas, yo estuve trabajando cobrando facturas.”

“Cobrar facturas está de puta madre… ¡Al menos salías de casa!”

“Sí, pero me topé con una vieja loca.”

“¿Lo ves? Encima conociste gente interesante, vamos, que lo has pasado mil veces mejor que yo.”

Oyendo a mis amigos, parecía que mi aburrido mes de julio había sido un paraíso terrenal. Por supuesto la exageración estaba a la orden del día, pero no puedo quejarme, así algún día podría contar anécdotas más jugosas.

 

Cuando todas las anécdotas se hubieron contado, y los más pejigueras se aburrieron de discutir quién había sufrido más a manos de aquellos satanases con forma humana a los que llamaban padres, Richi aprovechó para explicar que estábamos haciendo una película. Bueno, haciendo por decir algo, porque sólo sabíamos que iba a participar la Dulcinea particular de nuestro amigo, Felicia, y que la trama giraba alrededor de un karateka y unos sectarios ninjas caníbales.

Con tamaña mezcla (un mujer y artes marciales), no hubo nadie que no pidiese participar. Además, Kike tenía una cámara, y su tío una mesa de mezclas, por lo que no debíamos preocuparnos por nada.

“Eso sí” advirtió rápidamente Kike, “la cámara vale una pasta, así que sólo la usaré yo.” Todos asentimos comprensivos, más aún, felices de no tener que pelearnos con una tecnología que nos era completamente alienígena. Los tiempos de editar tus videos y subirlos a Youtube aún quedaban muy lejos. “Y una cosa más” continuó pidiendo “mi novia debe de aparecer en la película. Y cuando digo aparecer no quiero decir que sea una caníbal, sino una de las buenas.”

Richi me miró suspicaz. Yo era el guionista, ¿podíamos cumplir con aquella petición? Indudablemente sí. “Podemos hacer que la buena, Felicia, tenga una hermana.”

“¿Y qué haría?”

“Pues no sé, tal vez la acompañe a ver al héroe, porque no se fía.”

“¿Y sale mucho?”

“Bueno, al principio sobre todo, hasta que ve que el héroe es un tío decente, y deja que su hermana se quede con él.”

“Bueno, no suena mal… pero por lo que habéis contado, mi novia y la Felicia esa no se parecen en nada.”

“Eso se soluciona con maquillaje” improvisé, sin tener ni idea tan siquiera si habría alguien que nos ayudase a aplicar maquillaje.

“Bueno, entonces sí.”

 

Igual que Kike, todo el mundo tenía una demanda. El Sangre quería ser el líder de los sectarios, Weber quería que su novia Sole fuese otra hermana de la buena (¡menudo linaje habíamos creado en cinco minutos!), Alvarito quería poder ir vestido con una camiseta de Extremo Duro, Pablo nos pidió una escena surfeando… poco a poco, el guión se llenó de cosas absurdas (bueno, no es que antes no lo estuviera). Y es que ser un guionista es un coñazo, no se crean ustedes, porque todo el mundo se siente con derecho a opinar. Así, la historia acabó perfilándose como un collage surrealista en el que algunos de los caníbales ninjas sectarios también eran aficionados de Extremo Duro o amantes del surf.

Aquella misma noche, tras añadir las escenas extras, comencé a pensar que a Richi más le habría valido regalarle flores a Felicia. Pero por otra parte, en lo más profundo de mí, me sentía nervioso y entusiasmado, como si aquello no fuera una película casera del montón, sino una superproducción hollywoodiense.

2008-08-04 09:48 | 0 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/58813

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.73.186 (b397f66433)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin