Inicio > Historias > LAS NOTAS DE LA 2ª EVALUACIÓN

LAS NOTAS DE LA 2ª EVALUACIÓN

Poco después de Carnavales, no muy lejos de mi casa, abrieron un Cybercafé de lo más moderno. Bueno, visto con perspectiva, aquello no tenía nada de moderno: seis ordenadores, un escáner, una impresora a color y una grabadora de cds que debías contratar por minutos. Las posibilidades eran múltiples: chatear, mirar tu correo, consultar webs, jugar en red al Duke Nuken, imprimir trabajos, escanear fotos o piratear cds. Vamos, todo lo que diez años después podías hacer desde tu casa.

 

Joaquín se aficionó rapidísimamente a aquel local, y ya le hacían hasta descuentos. La grabadora de cds la podía utilizar cuando quisiera, total, siempre había alguien que se quería piratear los cds que mi amigo llevara, y ese  sí que tenía que pagar la minuta.

 
Poco antes de Semana Santa, Joaquín tuvo una excelente idea: falsificar las notas. El encargado del local dijo que perfecto, que mientras la gente pagara por usar el escáner y la impresora, que hiciéramos lo que nos diese la gana con ellas. En tres días, Joaquín ganó una pasta tremenda: suficiente para comprarse una video consola, un montón de libros de Vampiro e invitarme a un botellón.

 
¿Cómo? Muy fácil. Las notas de los colegios públicos solían estar impresas en folios normales, con el sello del colegio a color dando autenticidad. Tan fácil como escanear, retocar, y volver a imprimir a todo color. Así, aquel in-suficiente se convertía en un bendito suficiente.  El sello seguía apareciendo a color, y los padres ni siquiera se preguntaban por qué la tinta del sello no había empapado la parte trasera del papel, pues para ellos aquel trabajo de falsificación que  llevábamos a cabo era pura ciencia ficción. Las notas de nuestro colegio eran más difíciles de falsificar, pues usaban un papel especial coloreado, con una textura distinta a los folios normales.

 
Fabio, un chaval que conocíamos de jugar al rol y de los recreativos, había suspendido todo. ¿Cómo se suspende todo? Pues no pasándote por clase ni para saludar a los profesores, claro está. Ya se pueden imaginar el miedo que llevaba en el cuerpo, con casi 200 horas de faltas, con una larga y extensa nota que el tutor escribía a los padres, recomendando medidas severas. Pero gracias a la magia del escáner, pasó a aprobarlo todo.

 
En general, todos los suspensos querían unas notas impecables. Algunos, incluso pidieron notables y sobresalientes, indispensables para asegurarse la moto.

 
A la mayoría de los clientes de Joaquín no volvieron a pasar por el Cybercafé en una larga temporada. Y es que los padres no eran tontos, y el progreso tan notable de los hijos (hubo uno que transformó seis Muy Deficientes en seis Sobresalientes) olía a estafa. Una llamada a los institutos sirvió para confirmar las sospechas.

 
Algunos quisieron que Joaquín les devolviera el dinero, pero éste dijo – no sin cierta razón – que el problema no había sido la calidad de la falsificación, sino los excesivos aprobados y sobresalientes que la gente se había adjudicado. Total, que allí nadie recuperó ni un duro.

 
La moraleja de la historia es clara: fórrate con la necesidad ajena, y que no te importe si el remedio es peor que la enfermedad. Vale, es una moraleja horrible, pero vivimos en una sociedad capitalista, ¿qué esperábais?

2008-03-16 13:30 | 4 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/56292

Comentarios

1
De: Illyria Grey Fecha: 2008-03-16 16:18

Esas cosas siguen pasando... *ejem*



2
De: Jose Joaquin Fecha: 2008-03-16 18:42

¡Siempre supe que Joaquín marcaría estilo!

Grey, si no me equivoco eres profesora, ¿no? Cuéntanos - si quieres - alguna anécdota de padres que llegan con las notas falsificadas de los hijos, para que veamos la otra cara de la moneda.



3
De: Kitty Fecha: 2008-03-16 23:45

Una amiga mía, que todo sea dicho no es que sea una lumbrera precisamente, intento hacer lo mismo, pero sin tener ni pajolera idea de informática, de escanear, de imprimir a color ni na de na. Espero por su bien que no entregara aquello que me enseñó...



4
De: Jose Joaquin Fecha: 2008-03-17 11:14

Tu amiga tenía muy asumida una idea del arte contemporáneo: "lo importante es la idea, no la técnica." ¡Qué pena que los padres no suelan ser amantes de este tipo de arte!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.203.224 (1a7c3020dc)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin