Inicio > Historias > LA SEMANA MÁS LARGA 2: VIERNES TARDE

LA SEMANA MÁS LARGA 2: VIERNES TARDE

“¿Puedo ver qué llevas en la maleta?”

El padre de Richi agarró sin mayores reparos mi mochila, y con metódica precisión comenzó a inspeccionar su contenido. Creo que de haber encontrado un puñal, una bolsita con marihuana o incluso una petaca a medio vaciar de whisky, no nos habría pasado nada más grave que una bronca y, a lo sumo, una colleja. ¡Pero ay, pobre de nosotros, sobre todo de Richi, si aquel hombre encontraba un libro, una ficha o un dado de rol!

Por alguna razón, el padre de nuestro amigo estaba convencido de que los juegos de rol habían enganchado a su hijo como si de una droga dura se trataran, impidiéndole concentrarse en los estudios, provocando sus numerosos suspensos y justificando sus múltiples escaqueos de clase. Aquel hombre había comenzado una cruzada particular contra todo lo que oliese a juego de rol, léase también novelas de fantasía y ciencia-ficción. Lo que aquel preocupado progenitor no sabía (o no quería ver) era que su hijo no daba un palo al agua en clase por elección propia; una mezcla de rebeldía y desmotivación, y no los juegos de rol, habían provocado aquellos desastrosos resultados académicos. Supongo que aquello era muy complejo, y prohibir el rol era más rápido, más tranquilizador, aunque a la larga resultara completamente inútil.

“¿Qué vais a hacer esta noche, Joselito?” preguntaba, cual esfinge a la espera de una mala respuesta para así poder devorarte las entrañas.

“Saludar a los amigos… tomar una cerveza… poca… un buchito nada más… no sé.”

“Hmm” rumiaba la idea, en su interior sopesaba nuestro plan: ¿Beber cerveza o jugar al rol? ¿Era preferible que su hijo de 15 años bebiese alcohol o que se le friera el cerebro como a Don Quijote? La elección era bien fácil: alcohol se había bebido siempre, pero el rol era algo nuevo. La tradición siempre gana en estos casos. “Pasadlo bien. Sin excesos.”

 Lo que aquel hombre no sabía era que, hartos de aquel tercer grado, de mostrar maletas y vaciar bolsillos, de recibir reprimendas por malgastar nuestro tiempo, acabamos desarrollando una estrategia bastante simple: mientras yo acompañaba a Richi al interior de su casa, alguien esperaba en la calle con los libros de rol, las fichas y los dados.

2008-03-06 07:54 | 2 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/56070

Comentarios

1
De: Javier Albizu Fecha: 2008-03-06 10:54

Ayer murio Gary Gygax, el culpable del "fracaso escolar" Richi y otros tantos.



2
De: Jose Joaquin Fecha: 2008-03-06 12:59

¿Sería un complot de una secta de padres? Sr. Brown, aquí tiene tema para otro bodrio... que diga, novela.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.91.38.173 (913b363808)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin