Inicio > Historias > POLÍTICOS Y POLÍTICAS

POLÍTICOS Y POLÍTICAS

Yo soy un fan irredento de Blade Runner, oigan. Eso quiere decir que me habré visto un centenar de veces la película, que invito a casa a verla a todo aquel que no la haya disfrutado todavía, que me sube el ánimo escuchar el monólogo final de Rutger Hauer y me enamoro perdidamente del personaje de Sean Young.

Muchos amigos me han intentado hacer ver que la película tiene defectos, que trata temas que otras ya han tratado, que no innova tanto como yo creo… pero todo es inútil. Yo soy un fiel seguidor del film, igual que otros amigos míos son fieles seguidores de una teleserie, de un equipo de fútbol o de otras películas. De lo que hablamos es de disfrutar con una obra de arte, por lo que no hace falta ser racionales, basta con pasarlo bien.

Lo que me parece terrorífico es que eso pase en el terreno de la política. Es decir, que alguien sea de un partido político pase lo que pase, pese a quien pese. Sobre todo, en unos tiempos de demagogia en los que las medidas no se toman para contentar a un sector de la población (que puede ser más o menos discutible), sino para no molestar a ninguno (lo que es más discutible todavía; en unos tiempos en que las medidas y las leyes no tienen como finalidad solucionar problemas, sino emparedarlos de la forma más barata y pública posible, y que les explote en la cara a otra persona (y ahí tenemos una ley de violencia de género que, siendo necesaria, no es lo que debiera por muchas razones… entre otras, porque sólo considera que la mujer puede ser maltratada dentro de una pareja).

Aunque en el fondo lo entiendo, y creo que ustedes también. Hubo un tiempo en que los partidos políticos se diferenciaban sustancialmente por sus programas. Ahora, no obstante, vienen a ser muy parecidos. Sí, vale, los del PP son así y los del PSOE son asá, y los principios y orígenes son diferentes… ¿pero qué les diferencia en las grandes cuestiones? ¿Quién plantea leyes que regulen la especulación (en los precios de los intermediarios, en la vivienda), quién plantea que la cultura sea libre y la SGAE no pueda ejercer sus arbitrarios cánones, quién habla del reparto justo de la tierra, de la vivienda, de la industria inclusive? O por el contrario, ¿quién se ha decidido a romper la alianza tradicional con los imperialistas EE.UU., a dar la espalda al neoliberalismo, a crear leyes realmente respetuosas (y que se cumplan, claro) sobre el Medio Ambiente?

Temo que cada vez sea más fácil ser fanático de un partido político porque, como decía Mel hace unos días en su chiste, al final no son iguales… pero parecidos, lo que se dice parecidos, sí que se parecen. O al menos, tienen más cosas en común entre ellos que conmigo.

2007-12-18 09:00 | 0 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/54161

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.113.250 (1e9255efab)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin