Inicio > Historias > ALVARITO "LO" HACE

ALVARITO "LO" HACE

Para nosotros, las mujeres eran unos seres extraños y tremendamente misteriosos, a los que no podíamos siquiera aspirar a comprender. A fin de cuenta éramos adolescentes, y éramos incapaces de entender que el centro del universo no era nuestro ombligo; por ello, éramos incapaces de comprender no sólo a las chicas de nuestra edad, sino tampoco a nuestros profesores, ni a nuestros padres, algunas veces siquiera a nuestros amigos.

Esto se cumplía a la perfección en Alvarito: no entendía a su nueva novia, Blanca; no entendía al cabrón de su tutor, que insistía a sus padres para que le castigaran si no aprobaba (no olvidemos que Alvarito estaba repitiendo por culpa de la música); no entendía a sus padres, que le habían hecho caso al malvado tutor; y por supuesto no nos entendía a nosotros, ni nuestra manía de preguntarle cómo podía estar con una tía con la que no tenía nada en común.

Lo cierto es que el tener novia provocó una serie de cambios asombrosos en nuestro compañero, que en cuestión de un mes cambió completamente su forma de ser. Una de las primeras cosas de su conducta que varió fue esa manía de gritar “lindezas” a las chicas atractivas que veíamos por la calle (y él las consideraba bellas a todas), hasta tal punto que podíamos ir con él por la calle sin avergonzarnos. Comenzó a quedar para estudiar con ella por las tardes, y mejoró notablemente en Matemáticas y Lengua.

Una cosa que debo explicarles, y espero que ustedes lo entiendan, es que al mes y poco de estar saliendo, Blanca y Alvarito no se habían dado ni un piquito en lo labios, ni se habían cogido de la mano, ni siquiera se habían citado en sitios recónditos y escondidos para palpar debajo de la blusa o la camiseta. Vamos, que eran novios porque ellos lo decían y porque salían juntos a la calle, pero nada más. Tal vez, fruto de toda esa presión sexual, Alvarito comenzara a tocar su flauta más de lo habitual, pues aquel primer trimestre sacó una excelente nota en Música.

Un día Alvarito nos contó que no aguataba más, que iba a reventar, que Blanca le parecía muy guapa y muy mona (¡lo que hace el amor!), y que el pobre quería hacer algo con ella, por poquita cosa que fuera. Richi, que siempre fue amigo de los tratamientos de choque, le dijo que nanai de la china, que de poquita cosa nada, que su padre era sindicalista y decía que siempre hay que pedir mucho, a fin de que te den solamente un poquito. Así que ni corto ni perezoso, le regaló un preservativo de sabores a nuestro amigo. Ya se pueden ustedes imaginar: “Cariño, que he pensado que nuestra relación ha llegado a un momento clave en el que hemos de conocernos mejor, así que hazme un penni lingus así de gratis.”

Aquel fin de semana Alvarito nos contó que tenía un plan: había conseguido quedarse sólo en casa, había alquilado una de esas películas de miedo que tanto acojonan a las chicas hasta el punto de que se te abrazan (porque TÚ eres un macho, y claro, el macho ofrece seguridad y protección), y se iba a beber una copita de alcohol.

¡Que tensión! Nos pasamos todo el viernes con los dedos cruzados, esperando que nuestro amigo triunfara. El sábado por la tarde, cuando estábamos todos reunidos en la plaza del árbol, Alvarito nos contó con gran alegría que “Lo había hecho”. Locura, fervor, alegría más allá de lo humano, la pandilla triunfaba una vez más, ole y ole, Alvarito ya no era virgen (todos los demás sí, claro)…

Alvarito nos miró extrañados: “¿Cómo que ya no soy virgen?”

“Claro chaval, cuando haces el amor con una chica, ya dejas de ser virgen.”

“Pero Richi, yo no he hecho el amor con nadie.”

“Bueno, pues si no era amor, cuando follas…”

“No Richi, que yo no he hecho ni el amor ni he follado.”

Todos nos quedamos de piedra. ¿Acaso nos había mentido nuestro amigo? ¿Podía ser que lo hubiésemos entendido mal?: “¿Pero no dices que lo has hecho?”

“Si hombre, ya lo he hecho. ¡Ya nos cogemos de la mano!”

2007-10-31 09:31 | 6 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/53126

Comentarios

1
De: Cuco Fecha: 2007-10-31 11:02

Erais un at inocentes!!



2
De: Cuco Fecha: 2007-10-31 11:02

unrato qeria decir



3
De: Anónimo Fecha: 2007-10-31 22:53

ese es el espíritu!!!



4
De: Benito Fecha: 2007-11-01 10:27

Se confirman todas mis sospechas ;(



5
De: David Saltares Fecha: 2007-11-03 09:25

Está claro que ya no queda nadie así jejeje.



6
De: Fornicamuertas Fecha: 2010-02-07 04:29

Si le llamaban Alvarito sería por algo. Ahora debe de estar con algún culturista que le haga sentirse protegido.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.91.38.173 (913b363808)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin