Inicio > Historias > UN DESAYUNO DE CAMPEONES

UN DESAYUNO DE CAMPEONES

La madre que parió Lourditas: “Vente de excavación, nos lo pasaremos genial, todo el día de cachondeo sin dar un palo al agua”. Y la jodía va y se raja en el último momento, y allá me cuelo yo, sólo en un pueblo perdido de Cataluña, donde aún pagan tributo a los reyes carolingios, a desenterrar los secretos de los Neandertales.

La ostia que parió al pueblo, a la arqueología y al señor Corominas, farmacéutico de profesión y arqueólogo vocacional, que en los años 50 se subió al cerro más alto de la comarca y se excavó él sólo media cueva. Y venga, como la Unión Europea ha dado fondos, a subir todos los días 200 metros a pie y cargados hasta los topes, a continuar con la obra de Corominas. Yo en venganza me voy a hacer farmacéutico amateur, oigan, como lo oyen.

De “sin dar un palo al agua” nada, oigan, menudo frío. Todo el día pico y pala, cargando cubos, para entrar un poquito en calor. Y eso si hay surte y no te llueve, que ya son ganas de fastidiar, en toda España sequía y, allá en el dichoso pueblo, tiene que caer la de dios es cristo dos veces al día. Y el director de la excavación, que ya tiene sus años, no vean los brincos que mete; y como uno tiene su ego, si un cuarentón puede meterse ese tute, yo no voy a ser menos.

Pero oigan, no todo es malo. Los compañeros y compañeras, en total unos 15, son estupendas personas. Y nos dan una casa de campo entera para nosotros, y allí que nos colamos a lo gran hermano, dispuestos a hacer cuanta diablura se nos permita. Y como buenos profesionales, nos dividimos las tareas de la casa, y a mí me toca la cocina, la hostia, una docena y pico de personas, y el único que sabe aliñar una ensalada y freír un huevo frito soy yo. Y mis menús no son malos, de desayuno tenemos leche, colacao y café, una jarra de zumo de naranja, un puñado de fruta del tiempo, pan con manteca, aceite o tomate; de almuerzo no hay nada, porque comemos en un bar; y de cena al gusto: ensaladas variadas, revueltos, flamenquines, o cualquier nueva receta que mi madre me chivatée por el móvil.

Mas un día digo “Señores, se acabó, que comemos como en casa y así nos vamos a morir. ¡Que subimos a una montaña dos veces al día (porque para almorzar hay que bajar, claro) y nos estamos quedando como Gasparito!”. Y oigan, que sí, que todos me dicen que tengo razón y que tenemos que empezar a comer más proteínas, más grasas, más a lo yanki, que sólo llevamos una semana y ya hemos perdido cuatro quilos. Así que les preparo un desayuno americano que no vean ustedes, la envidia de la región, hasta el vecino venía a desayunar con nosotros: zumo de naranja y café americano, 2 tortitas con su sirope (lo vendían en la tienda del pueblo), 2 huevos hechos en manteca, 4 lonchas de bacon bien tostado, de esas que cruje, y el que se quede con hambre ahí tiene una longaniza y algo de pan. ¡Menudo exitazo! De hecho, tuvimos que comprar más tortitas, porque la gente se quedaba con ganas de comer algo más. Y la que más come es Emma, que es una niña muy jovencita que recién ha terminado el instituto, que con eso de que está creciendo se come hasta los quicios de las puertas: el sirope lo bebe a gaznate, como si fuera vino, y el bacon siempre le parece poco. ¡Bendito metabolismo adolescente, que encima es una sílfide!

Y aquella tarde, cuando voy a la tienda del pueblo a comprar provisiones, Emma se me acerca y me dice que, si el presupuesto llega, también le gustaría que comprásemos yogurt para picar algo al medio día. Hago cuentas y sí, el presupuesto da sobrado: “¿Qué yogurt prefieres, niña?” y la muchacha me responde, mientras la encargada nos despacha el bacon para el desayuno, “Alguno bajo en calorías, que no quiero engordar.”

2007-10-23 10:30 | 3 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/52978

Comentarios

1
De: Jaberwockian rhapsody Fecha: 2007-10-23 12:50

Mi hermana es de ésas, dice que si no toma esto que engorda, que si lo otro tampoco y al final se sienta y se come un paquete de patatas fritas de los grandes ella sola viendo la tele.



2
De: Jose Joaquin Fecha: 2007-10-23 13:56

Yo lo que hago es que el whisky me lo bebo sin coca-cola...



3
De: David Saltares Fecha: 2007-10-24 00:13

Eso del desayuno fuerte americano está bien, el problema es que hay que consumirlo luego.
Muy típico lo de la hermana de Jaber, jejeje, mucha dieta y luego se la saltan a la torera como quien no quiere la cosa.
Saludos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.113.250 (1e9255efab)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin