Inicio > Historias > MONEY MONEY

MONEY MONEY

Las comparaciones son odiosas, sobre todo si se hacen en los baños públicos, sobre todo si aquel con el que te comparas es mandingo.

Pero también son odiosas si hablamos de dinero. Mi adolescencia fue económicamente precaria, por decir algo que no suene muy fuerte.

Imagínense ustedes, mi amigo Carlos cobraba 3.000 pesetas a la semana (18 ¤) durante sus años en BUP, cifra que pasó a 4.000 pesetas, también semanales, cuando entró en COU. Esa cantidad puede parecer formidable, pero por alguna extraña razón, siempre era el cumpleaños de un amigo, un hermano o una abuela, si no navidad, reyes, o cualquier otra fecha especial. El pobre Carlos pronto se hizo ateo, creo que solamente para ahorrarse le desembolso que representaban los santos.

Richi recibía un estipendio de 1.000 pesetas semanales, pero además adiestraba a su hermana pequeña en rebañar la cartera materna una vez a la semana, lo que solía proveerle de entre 500 y 1.000 pesetas más a la semana. La hermana descubrió pronto lo terrible que era el mundo capitalista, pues Richi no compartía con ella el botín tal cual, sino que la invitaba al cine (aunque aquello no era una invitación, sino que siempre convencía a los padres de que su hermana era muy pequeña para ir sola, así que le pagaban una entrada a ella y otra a él, para que la acompañara).

La paga del Cubano dependía de sus notas. En la teoría, aquello era una forma estupenda de motivar al niño. En la práctica, era una forma estupenda de no darle nunca ni un duro, puesto que sus notas eran desastrosas. Un año tomaron esa política en Navidades: “Tu regalo dependerá de las notas”: Le acabaron regalando una mochila y un cartón de tabaco.

A mí me daban 1.000 pesetas al mes, 6 ¤urillos de nada, podéis imaginaros para lo poco que llegaba esa suma. No era culpa de mi padre, la verdad, porque yo hacía mil y un apaños para llegar a fin de mes, pero nunca me quejaba a él (a mis amigos, un montón). Si íbamos al cine, antes había que visitar a los abuelos. Si íbamos a cenar, se hacía necesaria pasar a saludar previamente a aquella tita solterona. Durante la adolescencia llegué a pensar que, más que un muchacho, yo era un cobrador del frac… especiallizado en familiares.

Afortunadamente, mis amigos eran fumadores compulsivos, por lo que se gastaban un dineral en tabaco, haciendo así menos patente la diferencia económica conmigo.

Ya en COU, y posteriormente en la universidad, aumentarían mis ingresos (también el de mis amigos, sólo que estos fumaban aún más que antes) empezaría a ganarme mis primeros billetes en trabajos basura, etc. Y no sé, en el fondo siempre me da un poco de envidia cuando veo que algunos alumnos y alumnas manejan, con apenas 17 o 18 años, pequeñas fortunas que ni siquiera tienen claro cómo gastar.

2007-09-19 08:28 | 6 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gadesnoctem.blogalia.com//trackbacks/52260

Comentarios

1
De: David Saltares Fecha: 2007-09-19 16:33

LLevas toda la razón, conozco a chavales de 15 años cobrando 20 euros a la semana de los papis. Claro luego se los gastan en tabaco y en botellones... ¿La culpa? de los padres que para algo son los que le dan tanto dinero. El señor escritor y yo al parecer coincidimos, fuimos educados en el arte del ahorro jejeje.
Saludos.



2
De: Kitty Fecha: 2007-09-19 16:59

Yo tampoco tengo nunca un duro, pero estoy desarrollando una habilidad pasmosa para el fino arte del gorroneo.
También es que con mi padre me pasa lo mismo, yo nunca tengo dinero y no se lo digo, y cuando voy a salir de casa y me pregunta que si necesito algo...pues me da pena, porque como necesitar, necesitar, yo que se...
Ojalá un día cambie el verbo al formular la pregunta XD



3
De: thais Fecha: 2007-09-19 17:24

MI PRIMA DE 14 AÑOS TIENE UN MOVIL DE CONTRATO CON UN LIMITE DE 30 EUROS AL QUE SIEMRE LLEGA Y YO INDEPENDIZADA Y TODO ME ECHO LAS MANOS A LA CABEZA CUANDO MI FACTURA PASA DE LOS 20 EUROS.
ESTOS NIÑOS DE HOY EN DIA ESTAN MAL CRIADOS!!!!



4
De: Jose Joaquin Fecha: 2007-09-19 20:32

Uy, yo gasto menos de 10 € al mes. Y me gustan los móviles, claro.

De todas formas, está bien que los chavales dispongan de dinero, simplemente habría que saber educarlos (¡y no creo que sea fácil!) en un consumo responsable. Siempre he dicho que el lector de cómics no tiene más remedio que renunciar al tabaco...¡a estos precios!



5
De: Mel Fecha: 2007-09-20 02:01

Cuando era pequeño (más pequeño que la edad que comentas en el artículo), la subida de mi paga semanal no la marcaba el IPC sino el precio, en el momento, de los MORTADELOS. Fue el primer indicador bursátil que conocí...



6
De: Jaberwocky Fecha: 2007-09-20 08:26

Que bueno, mi madre siempre intentaba subirnosla por el IPC pero lo que hacemos mi hermana y yo es una negociación de contrato más bien. Al final se hace lo que le da la gana a mi madre, que viene a ser una cosa intermedia entre el IPC y nuestras exigencias.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.203.224 (1a7c3020dc)
Comentario



  

Consigue mis libros

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

La explosión Marvel: Historia de Marvel en los 70

Los animales en la Historia y la Cultura

Los animales en la Historia y la Cultura

Bajo el Sol naciente

Bajo el Sol Naciente

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Los cómics de la Segunda Guerra Mundial

Don Juan Tenorio y Halloween

Don Juan Tenorio y Halloween

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Documentos

  • Aventuras de Carbonell
  • Chile
  • Cine y series
  • Clases y alumnos
  • Cosas que pasan
  • Cuentos
  • Dibujos y Pinturas
  • Doctor Who
  • GURPS
  • Historia
  • Historias que no se si me pasaron
  • Historieta y Literatura
  • James Bond
  • Musica y Radio
  • No se lo pierdan
  • Publicaciones
  • Rol y Videojuegos

  • Blogalia

    Blogalia

    Tu IP es:

    Blogs de Cádiz

    Yo soy blogadita

    Planet Blogaditas

    Enlaces indispensables

    CRISEI

    DIARIO DE UNA NIÑERA EN BIRMINGHAM (Alejandra Flores)


    © 2002 Jose Joaquin